Abandono del proyecto Euro

El proyecto más ambicioso de nuestros políticos del pasado ha quedado aniquilado en la actual depresión que estamos viviendo. Ahora ya no vamos todos a una con el fin de fortalecer la “Eurozona”. Ya no seremos los mosqueteros, las tortugas ninja, los trotamúsicos, los pitufos, ya no seremos un equipo “anymore” (no me preguntes porque, es la palabra que mejor me hace entender que nunca más será lo mismo).

Por si no estaba suficientemente claro, el BCE (que tiene dentro de sus consejeros a grandes “socios” de Alemania) ha anunciado que Grecia, Italia, España, Portugal y Chipre deben aceptar que necesitan bajar sueldos, reducir márgenes de beneficios de las empresas, liberalizar sectores estratégicos para la entrada de empresas internacionales, romper los convenios sectoriales por los de empresa y medidas que provocarán una devaluación interna de la Economía, y como no es posible mediante la moneda (no se puede devaluar el Euro por 5 países,, “que se espabilen”) lo quieren hacer mediante otros instrumentos, que al final repercutirá igualmente en el individuo de a pie(como tú y yo).

Estamos a punto de entrar en el momento más absurdo para cualquier Economista, vamos a sufrir las consecuencias de la devaluación de la moneda (pérdida de poder adquisitivo frente al exterior), pero no será por la propia moneda. España (ni ningún País que tiene la moneda Euro) ya no tiene un Baco Central que pueda acometer políticas monetarias de tal calibre, ahora está en manos de BCE. Pero aquí no se acaba lo absurdo, continuemos…para comprar nuestra deuda necesitamos ir a los famosos mercados, teniendo que pagar unos intereses desorbitantes o solicitar un rescate(ni un 3% es justificable, un 3% de miles de millones son muchos intereses a pagar, muchos…). Así que deberían hacer un llamamiento a la cordura nuestros políticos, si nuestro camino es la devaluación interna, salgamos del Euro, volvamos a la peseta y tengamos un propio Banco Central que compre nuestra deuda. No tiene sentido ir hacia un camino donde se devaluará el país, y que además tengamos que pagar enormes intereses para pagar nuestra financiación.

Habría que dejarse de eufemismos, y que almenos el pueblo conozca cual es el proyecto que hay para nosotros. El camino que nos dicen que sigamos es la de convertirnos en un país con un gran talento profesional (porque lo tenemos, somos muy competitivos, esto ya no es la época de la dictadura donde el pueblo no pudo tener formación) pero a un bajo coste. ¡Un chollo para las empresas! Aquí tenemos todos mucho a perder, tanto trabajadores como emprendores y empresarios, donde todos pasaremos a ganar menos. Espero, confío y deseo en que no aceptaran este camino que nos dicen que sigamos.

Me gustaría escuchar a tantos “profesionales/economistas” que han hablado en los medios de comunicación afirmando y defendiendo que el proyecto Euro era el mejor camino a seguir, sobre qué les parece todo lo que está ocurriendo. Pero me gustaría sobre todo que lo explicaran con números, y dejaran de un lado la “magia que se siente al pertenecer a una moneda fuerte”. ¿A caso somos líderes en exportación? ¿Importamos más que exportamos? Esta y otras preguntas son las que se deben contestar para defender (o no) el pertenecer a una moneda fuerte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s